Experiencia inolvidable en: Balneario Castilla Termal Burgo de Osma

¡Una experiencia única y repetible!

Castilla Termal Burgo de Osma
Castilla Termal Burgo de Osma

Planear unas vacaciones, o una escapada como fue nuestro caso, es muy fácil cuando tienes un lugar que merece la pena visitar. El Hotel Castilla Termal Burgo de Osma lo es sin lugar a dudas. Además, si está situado en una villa tan espectacular y llena de encantos como El Burgo de Osma, mejor todavía. Así pues, vaya por delante decir que… ¡volveremos!

La llegada

Como puedes hacer tu check-in o entrada a partir de las 3 de la tarde, decidimos comenzar nuestra aventura termal cuanto antes. Llegamos a nuestro deseado destino y fachada plateresca de la antigua Universidad de Santa Catalina nos da la bienvenida.

 Fachada plateresca de la antigua Universidad de Santa Catalina
Fachada plateresca de la antigua Universidad de Santa Catalina

La cosa pinta muy bien. Pasamos a la recepción y la primera impresión es inmejorable. Este edificio histórico renacentista construido en el siglo XVI tiene un amplio patio que llama nuestra atención.

Claustro

Impresiona saber que aquí se impartieron durante siglos disciplinas universitarias como Derecho, Historia, Literatura, etc. Hoy en día el claustro ofrece una calurosa acogida con una amplia zona de relax compuesta por confortables sofás con mesas alrededor de la galería y cafetería en su parte izquierda. Pero seguimos, luego volveremos para recorrerlo en profundidad.

Zona de Relax
Zona de Relax
Claustro con zona de relax

Masajes

Ya tenemos una preciosa habitación asignada y nos esperan nuestros albornoces, zapatillas y gorros para empezar a disfrutar de las propiedades mineromedicinales de las aguas del Manantial de Santa Catalina .

Habitación castilla termal burgo de osma
Habitación

Como todavía falta un compañero de nuestro equipo por unirse a la expedición, aprovechamos la espera eligiendo unos masajes descontracturantes de su amplia carta de masajes para ir relajándonos y desconectando de la rutina.

Sala de relax castilla termal
Sala de relax

¿Sabíais que cada Hotel Castilla Termal tiene un masaje especial de la casa que lo caracteriza? Aquí se llama Shuka, con cuencos tibetanos, aromas y esencias, en nuestra próxima visita lo probaremos.  Pasamos a la salita de relax con una iluminación cambiante ideal para ello y esperamos breves instantes a que nos llamen. En poco más de media hora nuestras masajistas nos dejan como nuevas. Hemos estado en unas confortables salitas individuales, con cómodas camillas, temperatura ideal y música relajante que complementa el virtuosismo de las manos de las profesionales que nos han asignado. Salimos casi flotando y con las pilas cargadas para ir al agua, nuestro compañero ha llegado, la piscina termal nos espera. 

Piscina termal

Situada bajo el patio del edificio, conecta con esta una doble cúpula que permite llegar la luz del día hasta sus aguas. Dicho detalle junto con la tenue iluminación y la música hacen que empecemos a entrar en un agradable estado de relax. Seguimos las normas establecidas y por higiene nos duchamos antes de la inmersión. 

La temperatura nos encanta, está entre los 32 y 34 grados, y su máxima profundidad no llega a 1 metro y medio por lo que es muy fácil transitar entre las distintas zonas que la componen. Quedamos fascinados ante la multitud de sectores para elegir, ¡no sabíamos que las diferentes formas de propulsar el agua y combinarla con aire puede tener tantos y tan beneficiosos efectos! Y es que en esta piscina no queda un lugar del cuerpo en el que no se haya pensado: tobillos, gemelos, abdomen, cuello…

Balneario
Balneario

Asimismo encontramos burbujas, chorros, cascadas… Podemos estar de pie, sentados, placenteramente tumbados…

Balneario Castilla Termal Burgo de Osma
Balneario

Si tenéis más curiosidad es hora de que pinchéis aquí para que os empapéis y nunca mejor dicho de todos los detalles. Nosotros abandonamos la piscina con una grata sensación de ingravidez corporal. ¡Ojo! Como curiosidad os comentamos que no es recomendable ducharse después de salir, hemos de dejar que las propiedades de las aguas termales hagan su efecto en nuestro organismo.

La cena

Rumbo al restaurante castilla termal
Rumbo al restaurante

Con la impresión de que allí dentro se para el tiempo, nos preparamos para la cena. Ya ha anochecido cuando volvemos al claustro y los distintos detalles de la iluminación le dan un aspecto mágico y diferente.

Biblioteca

Recorremos las galerías, fotografiamos, descubrimos una coqueta biblioteca que nos ayuda a conocer mejor la provincia y por fin nos dirigimos al Restaurante Argaela. Compuesto por diferentes salones, comprobamos que aquí también la decoración está cuidada al detalle.

Restaurante Argaela
Restaurante Argaela

Ante la variedad de platos de la Carta nos dejamos aconsejar por nuestros simpáticos camareros.

La Carta
La Carta

Es importante saber que se pone especial interés en los productos de temporada, así como en aquellos propios de la zona y de kilómetro 0, muy acorde con su política respetuosa con el medio ambiente. Finalmente nos decantamos por compartir un Hojaldre, boletus y foie escabechado más unas Verduras de temporada con salsa romesco. Como platos principales escogemos Tartar de atún rojo, Solomillo de ternera con parmentier de trufa y Pata de pulpo a la parrilla. Creo que sobra decir, con la pintaza que tienen los platos, que estaban increibles

Para beber nos recomiendan Converso, el vino tinto exclusivo de los Hoteles Castilla Termal, de producción limitada y que sólo es posible degustar y comprar en esta cadena. No somos grandes expertos, pero nos parece muy suave al paladar. Si despierta tu interés, amplía tu información sobre sus atributos aquí .

Armando con botella de vino "Converso"
Armando con botella de vino «Converso»

Terminamos con tres “momentos dulces” compuestos por Tarta de queso, Chocolate blanco y pimienta rosa, fresas borrachas con rooibos y unos Helados de autor con tejas y cigarrillos de almendra. Con este último postre tendréis que poner a prueba vuestro paladar, no vale preguntar de qué son los helados, hay que adivinarlo…

El Burgo de Osma de noche.

Calle Mayor el Burgo de Osma
Calle Mayor

Después de tan magnífico festín ponemos el colofón a la jornada con un paseo por las calles del municipio. No es necesario desplazarse en coche, El Burgo no es muy grande y la situación del hotel es céntrica. Enseguida llegamos a la Plaza Mayor, recorremos la Calle Mayor con sus característicos soportales y antes de llegar a la Catedral de la Asunción, junto al Palacio Episcopal, descubrimos la Calle del Caracol por sugerencia de una de nuestras camareras.

Calle del Caracol el Burgo de Osma
Calle del Caracol

Es una bonita sorpresa, nunca habíamos reparado en ella. Acabamos admirando la catedral con esa magia especial que le da la noche y nos acercamos hasta el río Ucero tras pasar la muralla por la Puerta de San Miguel. 

Puerta de San Miguel El Burgo de Osma
Puerta de San Miguel

Desayuno tipo buffet.

Si hay algo que nos gusta, además de comer bien, es conocer gente nueva. La hora del desayuno es un gran momento.

Desayuno Buffet

Mientras elegíamos entre la inmensa variedad de alimentos con los que cargar nuestra bandeja, hablamos con madrileños, catalanes e incluso escuchamos acento francés, aunque no nos atrevimos a practicar. Al igual que para gustos los colores, para desayunos los sabores: dulce, salado, frío, caliente, fruta, comida tradicional, zumos detox y un amplio etcétera que queda mejor explicado con las fotos que adjuntamos. Ya sabéis aquello de que una imagen vale más que mil palabras y para este caso es totalmente cierto. 

Circuito de contrastes.

Antes de poner punto a nuestra estancia, reservamos hora para disfrutar del Circuito de contrastes. No nos queremos marchar sin conocer la joya del balneario ambientada en la capilla de San Baudelio.

Circuito ambientado en San Baudelio
Circuito ambientado en San Baudelio

Para aquellos que no la conozcáis, se trata de una pequeña ermita mozárabe ubicada en la localidad de Casillas de Berlanga, con un estilo casi único en la provincia y en España.

San Baudelio en Casillas de Berlanga (la inspiración del balneario)
San Baudelio en Casillas de Berlanga (la inspiración del balneario)

El recorrido dura aproximadamente 1 hora y 30 minutos y está dirigido por un guía que va explicando los distintos apartados, lo que hacer y las propiedades de cada uno de ellos.

Circuito de contrastes
Circuito de contrastes

Estuvimos encantados, no sólo por la sauna, el pediluvio, las piscinas de distintas temperaturas y lo relajante de la experiencia, sino porque nuestro guía nos explicó muchas curiosidades sobre el edificio real, su historia y otros muchos detalles que sólo se dan a conocer cuando pones pasión en tu trabajo y este era el caso. 

Política eco friendly

Aquí acaba por el momento nuestra escapada en este balneario, pero no nos queremos ir sin poner en alza el compromiso con el medio ambiente que esta cadena de hoteles tiene. Ya nos habíamos informado antes de ir, pero pudimos comprobar que la sostenibilidad del planeta es una de sus preocupaciones. Entre otras medidas, se han instaurado los dispensadores de jabones y champú en lugar de mantener envases de plástico.

Dispensadores eco-friendly
Dispensadores eco-friendly

Los amenities, o productos de acogida del hotel como cepillos de dientes o peines, han pasado a ser de bambú y tampoco observamos durante el desayuno o en las máquinas expendedoras de agua los vasos, las pajitas y las cucharillas de plástico, todo sustituido por papel.

Amenities eco friendly
Amenities

En cuanto al agua, tampoco existe el despilfarro ya que se usa la de su propia captación a casi 600 metros de profundidad y además se reciclan las aguas grises. Por otra parte, como ya hemos comentado, se da prioridad a los productos de la zona con lo que se reducen las emisiones de CO2 y se contribuye al desarrollo de la economía local. Seguro que son muchas más las actuaciones y aunque no las apreciemos podemos enterarnos en este enlace.

Un final de altura…

Antes de despedirnos de la Villa episcopal decidimos hacer un poco de turismo local. Como ya conocemos la Catedral de la Asunción, el Hospital de San Agustín y la Plaza Mayor, nos decantamos por ver la localidad desde las alturas subiendo hasta la Atalaya islámica de Uxama.

Atalaya islámica burgo de osma
Atalaya islámica

Antes de llegar a la cima del Alto del Castro en la que se halla, hacemos una parada en el camino para visitar la pequeña aula arqueológica de Uxama Argaela y posteriormente los restos de una cisterna romana (a la que se puede bajar) y las pequeñas excavaciones de viviendas romanas que hay en la ladera. Ya arriba, unas vistas increíbles. Asimismo, se puede acceder a lo alto de la construcción cual vigía musulmán dentro del horario de apertura del aula.

Vistas desde arriba de la atalaya burgo de osma
Vistas desde arriba de la atalaya

A nuestros pies quedan Osma, El Burgo, su castillo y divisamos en la lejanía otras dos atalayas y la fortaleza califal de Gormaz, la más grande de Europa. Un final de altura para 24 horas de lujo.

Galería

Agradecimientos:

  • A Maite, subdirectora del complejo, por su calurosa bienvenida y también despedida.
  • A Paula, adjunta de dirección, por enseñarnos las distintas instalaciones, ponernos al día en el funcionamiento del hotel, permitirnos hacer fotos para mostraros y su amabilidad.
  • A Armando y Rocío, nuestros camareros en la cena, por sus recomendaciones y simpatía dejándose fotografiar por nosotros.
  • A Marta, camarera en el desayuno que hizo que tampoco nos faltase de nada.
  • A Cristina, recepcionista de la zona de balneario por su sonrisa y a Denu y Cristina, nuestras masajistas.
  • A Carlos, por guiarnos y enseñarnos el circuito de contrastes con pasión y dedicación y por las fotos tomadas.
  • A todo el personal del Hotel Castilla Termal Burgo de Osma por su trato respetuoso, amable y cercano, cuidando hasta el más mínimo detalle.
Detalle de bienvenida castilla termal
Detalle de bienvenida

Deja un comentario