Experiencia estelar en el Hotel**** «El Cielo de Muriel»

El Cielo de Muriel

Pasar unas vacaciones o disfrutar de una escapada combinando lujo y naturaleza es posible en los pinares de Soria si deseas una experiencia estelar en el Hotel**** «El Cielo de Muriel».

En una tierra donde predominan los alojamientos del más puro estilo rústico, destaca encontrar un establecimiento de corte moderno con unos estándares de sostenibilidad muy elevados. Pero lo que más llama la atención es que estamos hablando de un alojamiento Starlight, algo que lo diferencia del resto de la oferta de la provincia de Soria y de las provincias limítrofes.

VIERNES

Check–in y recorrido por el hotel

Nuestra experiencia de fin de semana comenzó orientando la brújula en dirección a Muriel Viejo, pequeño y acogedor pueblo de la Comarca de Pinares. Con una ubicación ideal pues tiene cerca infinidad de atractivos turísticos, tanto naturales como culturales, que hacen que 2 días sean insuficientes para visitar todo lo que nos gustaría por lo que repetiremos estancia.

Podéis hacer vuestro check-in a partir de las 14 horas, nosotros llegamos a media tarde para ver las instalaciones tranquilamente de la mano de Raquel, gerente del Cielo de Muriel, que nos acompañó durante nuestra estancia. Hay parking subterráneo gratuito por lo que si sois de aquellas personas que os gusta tener el coche a resguardo este es un punto muy a favor a tener en cuenta.

Nos tocó la habitación Cisne en la planta baja con vistas al río Muriel Viejo y un sonido de lo más relajante. Como detalle de bienvenida nos aguardaba un plato con frutas junto a un hervidor de agua que todas las habitaciones tienen acompañado de un pequeño surtido de infusiones y café soluble, todo un acierto.

Después de dejar el equipaje y comprobar con agrado que la estancia era muy acogedora combinando además elegancia y confort, empezó nuestro tour guiado.

En la recepción nos esperaba Lorenzo para devolvernos nuestra documentación previamente entregada a la entrada. Tienen servicio de 8 de la mañana a 12 de la noche y podréis recibir toda la información necesaria para vuestra estancia: horarios, servicios, qué ver en la zona… El trasiego de turistas era latente y nos invadían las ganas de intercambiar información con ellos, pero lo dejamos para más tarde.

La suite «De Muriel al cielo» nos esperaba justo enfrente. Tiene salón y capacidad para 4 personas, y la cama de 2×2 llama la atención de inmediato.

Seguimos descubriendo este hotel con encanto que tantas expectativas ha levantado desde el inicio de su construcción y que abrió sus puertas en abril de 2022. Tiene 14 habitaciones dobles con camas de diversos tamaños: 1,60, 2×2, 2 de 1,05… Como buen destino consagrado al astroturismo cada una de ellas tiene el nombre de una constelación y en su interior nos aguarda una fotogradía nocturna diferente sobre la cabecera de la cama que nos muestran lugares cercanos bajo un cielo estrellado.

Además, todas las estancias tienen vistas al exterior, muchas de ellas son terrazas individuales ideales para contemplar las estrellas.

Por su parte, los amplios pasillos tienen escritas en sus paredes frases inspiradoras de célebres autores y de pelícuas famosas como Gladiator. Desde luego este hotel es para salir de allí relajado y motivado para continuar con nuestro día a día.

Ya en el ático descubrimos otra de las joyas de sus instalaciones. Esta enorme sala multifuncional. Amplia, con sofás, una gran mesa, terraza y una decoración e iluminación que la convierten en un espacio ideal para reunirse, celebrar cursos, hacer presentaciones...

Nosotros destacamos el techo, una genial idea que combina madera oscura y clara encargada a una empresa soriana y es que este edificio ha contado en todo lo posible con empresas y recursos de la zona, algo que dice mucho a su favor ¡Bien por ellos!

Un paseo por Muriel Viejo.

Recorrer las calles de Muriel es recorrer esos pequeños pueblos que conservan la esencia de un pasado próspero y que luchan por sobrevivir a la despoblación. Y en este pueblo lo consiguen. Nos acercamos hasta el bar Muriel y el ambiente invitaba a entrar y tomar algo. Tienen WiFi y un pequeño dispensario de alimentos muy apañado. Fuimos acogidos con la mayor de las hospitalidades y tratados como uno más, sobre todo por Alfredo quien se convertría en un guía excepcional.

Allí los jóvenes se reunen a tomar sus cervezas y las personas de la tercera juventud tienen el campamento base instalado para echar sus partidas de brisca y guiñote. Se acercaban las 8 de la tarde y empezó a bullir la algarabía. Nos comentaron que destacan en este bar los torreznos y el cabrito frito así que degustamos unas crujientes barritas energéticas. El postre corrió a cargo de las mujeres del pueblo, allí siempre hay algo que celebrar, aquel día un cumpleaños, así que no faltaron unos ricos rosquillos a los que fuimos invitados. ¡Gracias!

Antes de nuestra incursión en la taberna visitamos la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, patrona de la villa, que data del siglo XVII y recorrimos el paraje de San Roque con su ermita homónima y una fuente de lo mas original dentro del árbol.

Allí también hay un pequeño observatorio acondicionado, se nota que estamos en un Destino Turístico Starlight donde las cualidades para admirar la cúpula celeste son óptimas y solamente reconocidas después de unos rigurosos controles. Tampoco podemos dejar sin mencionar el coqueto lavadero que hay junto a la carretera y sus fuentes de rica agua.

La corta luz del día no nos permitió ir hasta el Abedular, pero ya habíamos estado por allí en primavera descubriendo la magia de aquel bosque, por lo que volvimos al hotel para cenar.

Cena con estrellas.

El Cielo de Muriel tiene restaurante independiente, es decir, podéis comer o cenar allí, pero siempre con previa reserva. Nosotros durante nuestra estancia comimos y cenamos de picoteo, pero también hay carta y menú que va cambiando con la temporada. Ni qué decir tiene que la mayoría de los productos son de los pueblos de alrededor. Aquella noche pedimos unas croquetas de sabores muy variados, una ensalada de la casa y huevos rotos con jamón.

Antes de retirarnos a nuestros aposentos, en una vuelta por los alrededores del edificio viendo su bonita iluminación, comprobamos que el cielo se había despejado por lo que aprovechamos para acudir al jardín y observar las estrellas con el espectacular telescopio propiedad del establecimiento. Este puede ser utilizado previa demanda y con la orientación de un profesional, nosotros, inexpertos en la materia disfrutamos como niños. Si estais atentos a sus redes sociales anuncian eventos de astroturismo que aun pueden mejorar más si cabe esta gran experiencia.

SÁBADO

Comenzamos la mañana con una relajante ducha que nos puso a punto para salir de la habitación y empezar los planes del día. Hemos de decir que la conocida marca de cremas y jabones escogida por el establecimiento para los baños es de nuestras favoritas.

El desayuno era en la cafetería comedor del hotel. Amplia, con unos magníficos ventanales y un mobiliario y decoración de lo más original. El horario es de 8.30 a 10.30 y es de tipo buffet. En la barra nos esperaba fruta, cereales, frutos secos, conocida bollería soriana, zumos, diversas variedades de leche (sin lactosa, soja, avena…) tostadas, tomate triturado, embutido, café, cacao… En fin, todo lo necesario para coger fuerza para un día lleno de naturaleza y patrimonio por descubrir.

Recorrido por el Cañón del Río Lobos.

La suerte de la Comarca de Pinares es que tiene 2 Parques Naturales: el de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión y el del Cañón del Río Lobos. Por ser algo más cercano a nuestro emplazamiento nos decantamos por el segundo.

Hay varias formas de recorrer el cañón, desde su comienzo en la zona burgalesa son unos 25 km, desde el Puente de los 7 Ojos son 8 km hasta la ermita de San Bartolo y luego está la opción de comenzarlo desde la otra vertiente, la de la zona de Ucero que fue nuestra elección. Dependiendo de lo que os apetezca andar son varios los aparcamientos en los que se puede dejar el coche, pero primero, una parada en el Mirador de la Galiana con unas vistas espectaculares.

Como decíamos, se puede dejar el coche en diferentes lugares. Está el Parking Engómez a 3,3 km de la ermita, que era nuestra meta y la de la mayoría de la gente. Después está el parking de Cueva Fría a 2,3 km y por último el de Valdecea a sólo 1 km. En los meses de mayor afluencia el acceso está regulado y hay que pagar 4 euros por turismo si se quiere acceder a los 2 últimos. Como teníamos toda la mañana aparcamos en el primero y caminamos por la Senda del Río.

Llegamos a la ermita templaria de San Bartolo, lugar de peregrinaje para los amantes de lo esotérico que junto con la Cueva Grande son fuente de leyendas de caballeros, tesoros y místicas energías.

Completamos la visita subiendo al Balconcillo del Diablo y pusimos rumbo al coche para ir comer una rica carne a la brasa en uno de los restaurantes de la zona.

Despúes nos esperaba la Villa Episcopal de El Burgo de Osma.

Tarde en El Burgo de Osma

A menos de 20 km del Cañón del Río Lobos está este pueblo que es un conjuto de patrimonio que no se puede dejar de visitar. La tarde se nos pasó rapidamente. Lo primero que hicimos fue visitar las ruinas de la ciudad romana de Uxama y divisar El Burgo y Osma desde la atalaya musulmana.

Seguidamente dejamos nuestros coches en la carretera de salida hacia La Rasa y subimos hasta el castillo de Osma, hay que subir andando pero con su reciente consolidación, las pasarelas y los paneles informativos, merece la pena llegar hasta allí.

La tarde pasaba y no queríamos dejarnos sin ver la Catedral de la Asunción con sus origenes románicos y su robusta torre barroca. Como las tardes otoñales gozan de menos horas de luz nuestro paseo acabó por la Calle Mayor hasta llegar a la Plaza Mayor.

Volvimos sobre nuestros pasos para recorrer de nuevo sus soportales y seguir respirando ese aire medieval. Posteriormente decidimos hacer una merienda a base de torreznos y alguna tapa más que finalmente se convirtió en nuestra cena.

De regreso al hotel el cuerpo nos pedía descanso, estuvimos un rato de tertulia en la recepeción con un grupo de mujeres valencianas que estaban pasando sus vacaciones allí. Se respiraba un aire familiar, no es de extrañar que la gente repita su estancia pasados unos meses pues es muy fácil encontrarse como en casa. Antes de irnos pedimos unos prismáticos profesionales en la recepción para poder tener otro momento Starlight desde nuestra habitación. Grandes y muy potentes, ya nos habían comentado que los huéspedes pueden pedirlos para ver las estrellas desde sus terrazas.

DOMINGO

La mañana comenzó como el día anterior, con un potente desayuno de su buffet a base de tostadas con jamón, tomate y aceite, zumo, café, nueces y fruta para coger energía para el día que teníamos por delante.

Aunque nos tocaba hacer el check-out en pocas horas, teníamos planes para descubrir los encantos más inmediatos de Muriel Viejo y alrededores. Después de un rato de charla con nuestros vecinos de habitación, dejamos las maletas en el coche. Pero no nos despedimos del hotel y sus gentes pues pensábamos volver a comer.

Pico de San Vicente y Mirador de Peñota

Si algo tiene la villa murielense es un bonito entorno boscoso y montañoso. El pueblo se halla a los pies de un imponente monte con una gran bandera de España y una torre de telefonía en la cima. Lo llaman Pico de San Vicente y pensamos subir hasta allí. El camino de ascenso comenzaba un par de calles mas arriba y hay que estar en forma. Tardamos en subir una media hora a paso tranquilo, la distancia es de unos 2,5 km.

Hay que ir por camino forestal no apto para cualquier coche puesto que estaba lleno de baches y piedras sueltas. Sin embargo, las bonitas vistas que de las que íbamos disfrutando a medida que ascendíamos nos servían de impulso para seguir caminando. Al llegar a lo alto la panorámica era espectacular con el pueblo a nuestros pies y la zona de Pinares y Urbión a la derecha.

Nuestra siguente meta de la mañana era el Mirador de Peñota. Tuvimos que desandar el camino y una vez abajo tomar la pista a nuestra izquierda con una prolongada cuesta arriba. Es muy fácil llegar y ante la duda Google Maps nos echa una mano. Hay en la cima una torre de vigilancia de incendios y un refugio. Y es que sus 1.230 metros de altitud la convierten en el sitio idóneo para vigilar los montes sorianos y de las provincias limítrofes. Tal es la visibilidad, que en los días claros se puede ver el castillo de Gormaz o la torre de la catedral de El Burgo de Osma. Después de un largo rato oteando el horizonte emprendimos los 3,5 km que había de vuelta al pueblo.

Comida de despedida

Nuestro fin de semana en El Cielo de Muriel toca a su fin y lo hacemos con una comida en el jardín rodeados de naturaleza. Siempre ponen un entrante de cortesía, aquel día una rica crema de calabacín de la huerta. Para el resto nos dejamos aconsejar por nuestro camarero Nil.

Así pues degustamos una tabla de embutidos (sorianos, por supuesto), langostinos, almejas con un delicioso aderezo y secreto sobre base de patatas fritas. De postre compartimos un rulo de queso Idiazábal con membrillo, coulant de chocolate y helado de canela. La nota curiosa la pusieron las infusiones, tienen 12 variedades diferentes desde los sabores clásicos a los más originales.

Os dejamos aquí la carta que tienen, aunque varía muy amenudo hay platos permanentes y podéis haceros una idea de los precios:

Paseo por el Monumento Natural de la Fuentona

Existe junto al vecino pueblo de Muriel de la Fuente un manatial con forma de embudo que da lugar un lago de lo más misterioso. Es ahí donde nace el río Abión y es conocido como La Fuentona. Es el lugar ideal para terminar nuestra escapada. Desde el parking del hotel hasta allí hay unos 13 km. La parte final es un camino de tierra pero válido para todos los vehículos. Junto a un refugio, llegamos al final del camino donde está el aparcamiento. En época de verano y vacaciones hay que pagar 4 euros. A partir de ahí es un paseo de 800 metros accesible para todos los públicos. Los colores cristalinos de las aguas que nos acompañan contratan con la oscuridad de la parte más profunda de La Fuentona.

*Política Eco Friendly de El Cielo de Muriel

No queremos acabar sin destacar un aspecto muy importante del coqueto y acogedor hotel restaurante en el que hemos pasado unos agradables días. El Cielo de Muriel es un establecimiento comprometido con el entorno, el respeto a la naturaleza y el futuro del planeta.

Producen su energía para climatización mediante aerotermia, una fuente renovable. Tienen un sistema de renovación de aire que permite recuperar más del 95% del calor interior lo que supone un gran ahorro. Además, usan agua de los manantiales que se hallan bajo sus instalaciones y las devuelven al medio una vez depuradas.

Por otra parte, prima el consumo de productos de km 0, es decir, de los agricultores, ganaderos y negocios de las proximidades contribuyendo a reducir las emisiones de dióxido de carbono e impulsando la economía de la zona. Para conocer más sobre este campo puedes mirar aquí.

¡Un hotel con mucho movimiento!

Además de un lugar donde relajarse y desconectar para conectar con uno mismo y con la naturaleza, el establecimiento tiene como objetivo poner en el mapa la Comarca de Pinares y todas las posibilidades que esta ofrece. Así el cliente podrá contratar servicios de empresas de turismo de aventura (vías ferratas, espeleología, parques de cuerdas…), hacer retiros espirituales y talleres de crecimiento personal, baños de bosque, descubrir el rico patrimonio cultural y, como no, disfrutar de uno de los mejores cielos de España.

Por si fuese poco, El Cielo de Muriel tiene previsto seguir creciendo. En un futuro se instalará un gimnasio de tipo abierto. También se acondicionará un espacio chill out y se seguirán acondicionando las partes de su terraza y jardín para exprimirlas al máximo. Hay muchos más planes que poco a poco irán desvelando, las cosas de palacio…

Agradecimientos a El cielo de Muriel

Nuestra estancia en este alojamiento Starlight no hubiera sido tan estelar, y nunca mejor dicho, sin el acompañamiento de Raquel y la calurosa acogida de todo el personal que allí trabaja formando un equipo. Desde Lorenzo en la recepción a Nil en el restaurante, sin dejar atrás a las superchicas de la limpieza que lo tienen todo perfecto las 24 horas del día. Gracias por último por la hospitalidad de todas las gentes del pueblo y su calurosa acogida, en especial Alfredo y Sandra. Volveremos pronto a El cielo de Muriel.

¡Hasta pronto El Cielo de Muriel!

Gran experiencia en canoas sobre el Duero

DueroNatura

¡Nueva experiencia, nuevo blog!

En esta ocasión queremos compartir con vosotros la gran experiencia en canoas sobre el Duero, un día increíble que pasamos en DueroNatura Vildé, un centro de ocio en las proximidades del pueblo de Vildé (junto al río Duero). En él que pudimos hacer dos rutas navegando sobre el río con canoas, pescamos truchas en el laguito de la finca, hicimos una barbacoa y curioseamos su pequeña granja con variedad de animalitos peculiares.

Recomendamos que durante el verano reservéis con antelación ya que es una de las actividades top de la época ¡Sed previsores! Reservas

Cara sur del Castillo de Gormaz

Adelantamos que en este día hay dos grandes protagonistas, las actividades de DueroNatura y el increible Castillo de Gormaz.

LLEGADA

Tenemos muchas ganas de aprovechar el día, y ahora que abunda el buen tiempo y los atardeceres son tardíos hemos decidido salir de casa sobre las 9.30 ya que hemos quedado a las 10 en El Burgo de Osma para comprar algunas cosillas que nos harán falta para la barbacoa que haremos para comer.

Picnic

La empresa nos ha comunicado que ellos nos proporcionan la leña y el menaje. Hemos contratado la actividad de pesca por lo que tenemos una trucha por comensal. Solo quedan por comprar el pan, bebidas, los tentempiés y postre.

Por cierto, si vais con tiempo de sobra dad una vuelta por el casco antiguo de El Burgo de Osma y subid al Castillo de Osma, una maravilla ambas cosas.

A las 10:30 hemos quedado con María y Jaime, dos de los dueños del centro. Nos están esperando allí para mostrarnos un poco la finca y darnos unas nociones previas antes de embarcarnos en la aventura canoa.

RÍO ABAJO EN CANOA

Chaleco y palas en mano nos dirigimos al embarcadero. Para poder mostraros esta increible actividad en la que atravesaremos un bonito cañon lleno de buitres, garzas y otras aves nos llevamos unos botes estancos (flotan) que nos proporciona la empresa para guardar los moviles y llaves para evitar que se mojen mientras remamos o bromeamos con mojarnos. Como recomendación, llevaros alguna botella de agua, el sol es muy traicionero y estareis unas 2h navegando.

Cañón que atravesamos en canoa por el Duero

Tras los primeros minutos de confusión (nunca habiamos remado) le cogimos el tranquillo y comenzamos la ruta fácil que es río abajo. Como a 1,5km el río se interrumpe por una presa así que el agua es muy mansa y es muy fácil navegar. Este tramo del río es ideal si es la primera vez que montas o si vienes con niños.

Posiblemente no se tarde tanto como 2h en recorrerlo si te dedicas a remar todo el rato, pero el cañón es tan bonito que seguro que os distraéis mucho con las aves y las fotos. ¡Ah! y es obligatorio el minuto zen en el que nadie habla mas que la naturaleza.

Pero el momento más increíble se lo lleva el hermosísimo Castillo de Gormaz. Una vez finalizado el cañón las vistas ganan amplitud y de repente nos aparece esta impresionante construcción en el horizonte sur. Anonadados de verlo por primera vez desde la mitad del río Duero solo nos queda pelearnos con la corriente en busca de la fotaza. Muy divertido intentar cuadrar la canoa fotografiada con la ejecutora de la foto, jajaja.

Cara norte del Castillo de Gormaz

Por último llegamos hasta las boyas rojas que nos indican el final del trayecto y volvemos para la finca río arriba donde ya nos están esperando con las cañas de pescar.

¿COMEREMOS? MOMENTO PESCA

Pues aquí también nos han pilado bastante novatos… jajaja. Nos enseñan a poner el cebo y nos vamos rumbo al laguito con la esperanza de poder probar esas ricas truchas de las que tanto nos han hablado.

Lago de pesca de la trucha

Un rato muy agradable a la sombra de los chopos escuchando el fluir del agua y viendo nadar los pececitos.

Por fortuna, uno del equipo está de suerte y nos consigue las viandas que asaremos a la parrilla mientras montamos la mesa y observamos los pavos, cabras, conejos, gallinas y pollitos que dan tanta alegría en el recinto.

Información sobre: las barbacoas y la pesca

Truchas a la barbacoa

RÍO ARRIBA EN CANOA

Nos ha gustado tanto la ruta de esta mañana que no podíamos irnos sin recorrer el otro lado del cauce, nos han prometido otras increíbles vistas al castillo de Gormaz desde el otro lado (el río hace justo un meandro que rodea al castillo).

Embarcadero

Este tramo requiere de un poco más de esfuerzo ya que nada mas empezar hay un pequeño rápido que tienes que coger con carrerilla para que no te lleve para atrás la corriente. Algunos pasaron con más facilidad que otros, pero si eres persistente lo consigues (y si no siempre quedará bajar de la canoa puesto que el agua cubre solo hasta las rodillas en ese trozo, pasar y volver a subirte).

Cuando terminamos de rodear el meandro ahí nos estaba esperando la imponente fortaleza califal con el impresionante doble arco de herradura y acompañado de la ermita románica de San Miguel. Llegados a este punto no sabíamos si regresar o llegar al final de la ruta hasta el puente romano.

DueroNatura
DueroNatura Vildé

La curiosidad nos puede y… ¡Tachán!

Puente Romano

Está empezando a atardecer y morimos por ver uno de esos increíbles atardeceres desde el castillo de Gormaz por lo que hacemos una vuelta rápida río abajo sin deternernos.

RUMBO A UN ATARDECER INOLVIDABLE

Por todos los sorianos son conocidos los impresionantes atardeceres desde la gran fortaleza califal de Gormaz. Es un momento mágico, difícil de describir. Subimos al paseo de ronda y las almenas de la parte del alcázar donde las vistas sobre la meseta nos dejan atónitos y nos hacen sentir los “Señores del Duero”. A nosotros nos encanta ver el atardecer desde la zona norte para observar como el sol enrojece la larga y dentada muralla.

Paseo de ronda del alcázar

Llega el último rayo de sol y por unos minutos el cielo se mantiene enrojecido. Nos resistimos a irnos pero… una gran «brisa» nos avisa de que ya es el momento de marchar.

Atardecer en el Castillo Gormaz

Esperamos que hayáis disfrutado cogiendo ideas de nuestra experiencia y a continuación os dejamos algunos tips más de la zona para que podáis organizar vuestro viaje mejor si tenéis pensado quedaros por estos lares.

Muchisimas gracias a María, Jaime Percy e Isabel por montar este gran paraiso a orillas del río Duero, seguro que repetimos

TIPS

¡Nos vemos en tierras sorianas!

Soria, pueblo a pueblo: Valdelagua del Cerro

Valdelagua del Cerro

Valdelagua del Cerro es una pequeña localidad soriana, a 55 km aprox. de la capital, situada en la comarca del Moncayo.

Historia

Es una población de origen incierto, ligado al desarrollo de la ganadería lanar en la Castilla de la Baja Edad Media y posible punto militar.

Valdelagua del Cerro presume de una posición estratégica en lo alto de un precioso cerro. Esta posición la hace sumamente bella y privilegiada, ya que desde el pueblo la vista es inigualable y digna de cualquier visitante en busca de belleza.

Como el resto de la España despoblada, carece de servicios, pero los vecinos estables como los ocasionales se esfuerzan en mantener las mejores condiciones de habitabilidad y convivencia fomentando un turismo que valora y disfruta con la naturaleza, la tranquilidad, la belleza de lo sencillo y, al tiempo, inmenso.

Actualmente cuenta con 12 habitantes, aunque los fines de semana suelen ser más y en época estival puede incluso llegar a más de 300.

Uno de los aspectos más característicos del pueblo es la construcción de sus casas, cuyas paredes están construidas con las piedras de los alrededores. Esta circunstancia y la habilidad de los “pareteros” hacen que sus muros sean de perfecta verticalidad, firmeza y alineación. Lástima que sea un modo constructivo llamado a desaparecer.

Fauna y flora

El clima está condicionado por su altitud. Nada más ni nada menos, que 1.095 m. sobre el nivel del mar.

Respecto a la flora predominan los bosques de carrasca y algunos robledales centenarios dignos de ver y fotografiar.

En cuanto a la fauna mayor, abundan los corzos y también se observan frecuentemente ciervos y jabalíes. La fauna menor es más variada, podemos apreciar comadrejas, topos, lagartos, zorros, tejones…

Las aves son muy diversas, jilguerillos, abejarucos, culiblancos, mirlos, codornices, así como multitud de rapaces.

La ganadería ovina está ligada al origen de la población, cuyas numerosas corralizas, hoy ruinosas, dejan constancia de la riqueza ganadera del lugar, complementada con la explotación agrícola cerealista y algunas legumbres.

Hoy en día…

Al igual en otros muchos lugares de Castilla, su población, en gran medida, emigró a mediados del siglo XX, si bien, en los últimos años, se ha convertido en un lugar de descanso y vacaciones, especialmente en verano.

Sus fiestas patronales se celebran en honor de Santa María Magdalena, durante la tercera semana de agosto, realizándose gran cantidad de actividades cuyo protagonista es su gran espíritu festivo.

A destacar también que, durante el resto del año se realizan un considerable número de actividades que hacen que el pueblo esté animado casi todo el año. Merece especial atención en este apartado el Cross de Valdelagua del Cerro.

¿Qué ver en Valdelagua?

Tal y como hemos dicho, el paisaje es inigualable, pero además de eso, recorriendo el pueblo nos encontramos con la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, construida al abrigo de un importante desarrollo económico y social de la vieja Castilla en los comienzos del Renacimiento. En su interior destaca el retablo mayor, presidido por una talla de la Magdalena, de estilo romanista. Llaman también la atención los grandes lienzos de San Pedro y San Pablo. Uno de los lienzos del banco representa la adoración de los Magos y está pintado imitando las telas de Georges de la Tour. También podemos admirar otros cuatro retablos del siglo XVIII.

En la parte baja del pueblo encontramos “La ermita de Los Santos”. Datada en el siglo XVIII, también conocida como la ermita de San Roque y San Sebastián. De aspecto sencillo, pero con un interesante retablo en el que sobresalen las imágenes de San Roque y San Sebastián. Fueron realizadas por un escultor de grandes dotes artísticas, dejando a la vista el estilo barroco en su máximo esplendor.

Actualmente la ermita está de actualidad, ya que en ella se ubicará una fábrica de cerveza artesanal, elaborada 100% con producto del municipio.

En cuanto a infraestructuras pensadas para los visitantes, existe un aparcamiento de autocaravanas,. Tiene todo lo necesario como agua, acceso a la energía eléctrica para recarga, vaciado de aguas grises, repostaje eléctrico, parque infantil y barbacoa.

Una vez allí, el visitante podrá disfrutar de distintos paseos indicados, como “al Alto de la Bandera», “al Río Alhama”, a “la Fuente de la Casa”, paseos habituales entre los lugareños, en los que podrán disfrutar de sus vistas, flora y fauna.

Y para terminar la jornada, podremos recuperar fuerzas y reconfortarnos en su taberna, lugar de encuentro y relación  social, donde no faltará una cordial bienvenida y podremos aprovechar para realizar alguna compra de productos básicos o locales, como su miel.

¡Muchas gracias a Agueda Maiza por describirnos su pueblo!

¡Hotel Rural Los Villares, probando manjares de dioses!

Una de nuestras mejores experiencias gastronómicas de los últimos años la acabamos de vivir probando manjares de dioses en el Hotel Rural Los Villares. ¿No conocéis este establecimiento? Para nosotros es un descubrimiento reciente, pero hemos de decir que su fama cada vez más extendida lo precede. No es de extrañar que su agenda esté muy apretada…

Para todos aquellos que no sabíais de su existencia os comentamos brevemente que está en la localidad de Los Villares de Soria a sólo 20 km de la capital, cosa que lo hace más atractivo todavía. Se trata de un pequeño y bonito pueblo ubicado en un entorno con mucho encanto y una variada oferta turística que más tarde os contaremos para que os animéis a visitar la zona.

Pero pasemos directamente a lo que más interés está despertando ahora mismo en la mente impaciente del lector.

LA COMIDA.

Esta vez hemos disfrutado del Menú Degustación de la Trufa compuesto por:
– 7 entrantes
– 1 primero (a elegir)
– 1 segundo (a elegir)
– Surtido de postres variados

Y como una imagen vale más que mil palabras aquí van los entrantes, precedidos por una
mantequilla de trufa con pan tostado cortesía de la casa.

– Cubata de Barceló-Cola con foie y Peta Zeta de lima.
– Cupcakes de piñones, castañas y trufa.
– Bombón de foie, trufa y almendra.
– Croquetas de Roquefort, pasas, piñones y espinacas y croquetas de perdiz, castañas y setas.
– Canutillo de patata con brandada de bacalao trufada.
– Gofre de algas con guacamole, anguila ahumada, mahonesa de cítricos, tomate y huevas de salmón (fuera de menú)
– Nido crujiente de pasta kataifi relleno de brandada de bacalao y algas.
– Níscalos escabechados con cava (fuera de menú)
– Canelón de cochinilla confitada y mango con bechamel trufada, láminas de castaña y trufa.

Entre las diversas opciones de primeros platos nosotros elegimos crema de castañas, gazpacho de fresas y lentejas con nécoras y chocolate.

Nos acompañaron de segundo cochinillo frito, atún encebollado, bacalao con cocochas y perdiz y lengua escabechadas.

Finalmente el toque dulce lo pone el surtido de postres compuesto por leche frita, tarta de queso y yogurt con base de pan frito y pistacho espolvoreada con polvo de vino y cuajada casera con sirope de mango. Además, nos obsequiaron con una contudente ración de riquísima tarta de queso tradicional y unas originales natillas de calabacín ligeras y deliciosas.

No obstante nos quedaron por probar sabrosos platos como la crema de bacalao, pochas, carrilleras en salsa, pollo al cava… Ya que la oferta del menú varía semanalmente y te ofrecerán nuevas viandas que seguramente no esperabas encontrar.

Si os estábais preguntando su precio, es de 38€ sin incluir bodega. En este aspecto hay una variada carta, nosotros nos quedamos con un vino tinto de la provincia, por supuesto. Por otra parte, la fecha hasta la que se podrá disfrutar de este logradísimo menú que Lourdes prepara con sus celestiales manos es el 15 de marzo aproximadamente.

Lo que más nos ha gustado del Hotel Rural Los Villares es que es un establecimiento vivo y dinámico que no se acomoda en la mediocridad de ofrecer a los comensales siempre la misma carta de «sota, caballo y rey». Como decimos, sus menús varían con frecuencia adaptándose a los productos de temporada y dando especial protagonismo a los ingredientes de proximidad. No se quedan fuera de las Jornadas Micológicas, cuyo concurso de la tapa ya han ganado y se mantienen activos dentro de los diferentes eventos gastronómicos que tienen lugar en la provincia como por ejemplo la Feria de la Trufa de Abejar donde participaron con sus canutillos de patata, bacalao, castaña y trufa.

Además, entre semana también ofrecen menú diaro y los jueves es día de cocido, que goza de gran acogida entre la clientela.

¿Por qué venir a Los Villares de Soria?

Los Villares de Soria es el lugar ideal para establecer tu campamento base y conocer todo lo que te aguarda en el entorno. Este pequeño pueblo ofrece nada más llegar una imagen de amplitud y tranquilidad. Ubicado en un llano, sus casas de 1 y 2 plantas conservan la estética de tradicional de la zona y los lugares de esparcimiento y recreo tienen especial protagonismo.

Desde aquí puedes acercarte hasta Soria capital para conocer la ciudad y sus lugares más famosos pues se tarda unos 20 minutos en llegar. Además los pueblos aledaños que atraviesa la carretera para ir hasta allí como Renieblas y Almajano son igual de pintorescos con la piedra como principal protagonista de sus calles por lo que también merecen ser recorridos.

También podrás descubrir otros núcleos próximos como:
Castilfrío de la Sierra (10 km)
Aldealseñor (6 km)
Reserva Natural de Garagueta con sus famosos acebos (18 km)
Ruta de las Icnitas (20 km)
Oncala (20 km)

*Agradecimientos: Gracias a Lourdes y Pablo por su invitación y dedicación y a Noe por su trato y atención, prometemos volver.

Información de interés:

Web: www.losvillaresdesoria.com/

Teléfono: 975251255

Instagram: @losvillareshotelrural

Facebook: www.facebook.com/losvillares.hotelrural/

Twitter: www.twitter.com/ctrlosvillares

Soria, un ejemplo de gestión forestal, acoge el proyecto europeo LIFE SORIA FOREST ADAPT.

moncayo
Hayedo del Moncayo

Es todo un orgullo como sorianos que somos el haber podido conocer de cerca este proyecto de estudio de adaptación sostenible de nuestros bosques al cambio climático, basado en una gestíón forestal.

La gestión forestal es basica en el proyecto.

Gestión forestal

Nuestros bosques suponen mas de un 40% de la superficie total de la provincia e incluso parte del pinar más grande de España pertenece a Soria. Todo esto es un gran síntoma del conocimiento y concienciación de los sorianos de la importancia de su cuidado, mantenimiento y plantación para que este gran pulmón siga dando sus frutos.

Pinar junto al Río Duero, Duruelo de la Sierra

EL CAMBIO CLIMÁTICO YA ES UNA EVIDENCIA

Es por eso que debemos estudiar los cambios que pueden sufrir nuestros bosques ante un ascenso de temperatura inevitable (al menos por el momento) así como el comportamiento pasado de éstos. Esta información nos aportará los conocimientos necesarios para hacer una gestión más optima de conservación de nuestros espacios naturales e incorporación de nuevos cultivos más aptos para el clima venidero.

LA HERRAMIENTA INFORMÁTICA DEL FUTURO.

¿Por qué se va a desarrollar este proyecto en Soria? Global Nature nos lo explica.

Este proyecto que nos ha dado a conocer Fundación Global Nature y que está cofinanciado por LIFE de la Unión Europea al 55% pretende diseñar a lo largo de estos próximos 3 años una herramienta que pueda proyectar los efectos del impacto climático a 100 años vista para así poder planificar una adecuada estrategia de adaptación para seguir potenciando nuestros recursos naturales.

LOS BOSQUES DE SORIA, RIQUEZA NATURAL

Ya que casi la mitad de nuestra superficie está cubierta por un gran manto boscoso será invitable que parte de tu recorrido por nuestra provincia sea por estos lugares. Por ello te adjuntamos un TIP para que no te pierdas los diferentes bosques ques estamos seguros de que te van a encantar:

https://www.soriaestademoda.org/bosques-en-soria/