Villar del Ala

Viajamos al Valle de la Mantequilla, a tan solo 20 min de la capital a conocer uno de esos pueblos situados en la llamada Suiza Soriana.

Entrada a Villar del Ala

Y esque no es para menos….La panorámica que podemos observar desde la colina donde se situa este pueblo al valle es impresionante.

Entorno de Villar del Ala
Entorno de Villar del Ala

El entorno invita a hacer rutas de senderismo y a recorrer el valle en bici para visitar los diferentes pueblos primos hermanos que guardan el mismo encanto de casas de influencia sureña como Sotillo del Rincón o Molinos de Razón.

Si el paisaje te gusta el pueblo no es menos bonito:

Calle de Villar del Ala

Las típicas casas serranas con paredes encaladas que inundan la localidad, influencia traída desde el Sur por los pastores trashumantes y comerciantes de ganado en siglos pasados llamarán tu atención porque se repiten a lo largo de todas sus calles.

Casas encaladas
Casas encaladas
Casas de influencia del Sur
Plaza y frontón

De piedra son también las casonas, típicas de la comarca, de ganaderos trashumantes ricos unos y enriquecidos los otros, en otras tierras distintas de Castilla, más prósperas. Por eso es usual escuchar acentos sureños durante los meses del verano, gente que vuelve a la tierra de sus padres y abuelos a pasar el verano y continuar manteniendo en buen estado sus viviendas.

Calles de Villar del Ala

Como casi todos los pobladores de El Valle, también en Villar del Ala, marchaban a Extremadura como pastores y a Andalucia a moler el aceite.

La tradición nos relata que una epidemia de cólera a principios de siglo hizo estragos en todo El Valle, respetando tan solo este lugar. Es por ello que profesan gran devoción a San Roque, al que celebran casi todas las fiestas durante el mes de agosto.

Iglesia de Villar del Ala
Vistas a la Iglesia

El día 16, hacen una bonita procesión en la que subastan rollos y los banzos portadores de la imagen. Luego se bebe vino en vasos de plata. A finales de agosto, se celebra la novena a San Roque, hacen una hoguera y bailan alrededor de ella al son de los gaiteros.

Un saludo, nos vemos pronto en tierras sorianas.

Deja un comentario