Molinos de Duero

Viajamos hasta los primeros km de vida del Río Duero para conocer uno de los pueblos más encantadores y señoriales de la zona, así como centro destacado de la Real Cabaña de Carretería de lo que dan fe sus casonas de mampostería y piedra.

LA CARRETERÍA

La Carretería

El pasado histórico de este pueblo no cuenta con heroicas gestas ni grandes batallas, pero Molinos, situado en las puertas del valle por el que desciende el Duero, fue el más importante enclave de carretería del país en el S.XVIII.

Muchos pueblos de Pinares se dedicaron a la construcción de carretas y al cuidado de bueyes de tiro. Se transportaba desde productos vitales para la economía de nuestro país hasta la artillería y las municiones en tiempos de guerra. Molinos de Duero era el centro provincial de este tráfico; así en 1753 tenía una cabaña de 2.617 bueyes que tiraban de 872 carretas, el mayor número de cabezas de tiro de la carretería soriana, que a su vez era la más importante.

Ayuntamiento

Si hay algo que te llamará la atención cuando recorras sus calles son las impresionantes fachadas de piedra de las casonas carreteras.

LAS CASONAS

Casona pinariega. Foto: Pinares Noticias

De arquitectura pinariega, también conocidas como casonas carreteras, construidas entre los siglos XVI y XVIII, disponían también de amplios zaguanes para carga y descarga. La mayoría de estas casas, algunas de ellas blasonadas, tienen una entrada con arco, balcones corridos de madera, ventanas con forja, amplios aleros y patios.

Entre todas destaca la que a día de hoy se conoce como la Real Posada de la Mesta, antiguamente La Casona o Casa del Francés, joya arquitectónica reproducida en el «Pueblo Español» de Barcelona como modelo de la construcción tradicional soriana.

Tras recorrer las calles y visitar la iglesia de San Martín de Tours de estilo gótico soriano de los siglos XVI y XVII que guarda en su interior un bonito órgano, te recomendamos pasear por los alrededores para descubrir la calzada romana. Pasando por debajo del puente de Molinos de Duero, podremos coger una pequeña senda en los márgenes del río que nos llevará en dirección a Vinuesa por los vestigios de lo que fue una antigua calzada romana.

CALZADA ROMANA

Calzada Romana. Foto:Ayto

En la primera parte de recorrido es donde se evidencia más los restos de la misma; piedra trabajada, losas, incluso surcos para el paso de los carros. Así mismo, se podrán encontrar otros detalles como un miliario (señal que indicaba distancias) o la inscripción en latín sobre una roca de la persona que ordenó su construcción.

Al final del trayecto, al llegar a Vinuesa, aún sobrevive al expolio el que fue un puente romano de la misma época, sólo visible cuando el río Duero lleva poco cauce.

Puente Romano de Vinuesa

Otra ruta que te recomendamos a orillas del Duero y en dirección contraria es la del «Santo Cristo» por los márgenes del río Duero hacia Salduero, pueblo pinariego que se encuentra a tan solo 1km de distancia.

PASEO DEL SANTO CRISTO

La Ermita del Santo Crito que comparten ambos pueblos y que se encuentra a medio camino es la que da nombre a dicha senda. Esta pequeña ermita está realizada con piedras sillar bien trabajada, cuenta con dos puertas gemelas de entrada doveladas protegidas por un tejado sustentado por tres columnas de piedra. Contiene varias imágenes que durante Semana Santa son portadas a hombros por los feligreses.

Antes de llegar a la misma, en la ladera izquierda podrás descubrir las cruces de piedra bien tallada de estilo neoclásico que a modo de paseo recorren la ribera y que marcan las paradas del célebre Via Crucis viviente celebrado en Semana Santa cada año.

Por último antes de dejarte para que disfrutes del entorno y sin tecnología (no te hará falta) te invitamos a que disfrutes de una estupenda barbacoa en los merenderos que hay junto a la «Fuente del Cojo» situada en pleno pinar a la entrada del pueblo. Allí en fiestas se celebra la famosa caldereta popular.

ACONTECIMIENTOS IMPORTANTES

Se nos olvidaba marcarte en el calendario 2 acontecimientos importantes que tal vez vuelvan mas especiales tu estancia y tengas la posibilidad e hacer coincidir tus vacaciones, se trata de la «Pingada del Mayo» a principios del mes de Mayo, una tradición arraigada en la zona de pinares en la que los mozos del pueblo traen hasta la plaza del pueblo un enorme pino para después elevarlo con las ayudas de las tijeras de madera y las sogas hasta conseguir mantener erguido el pino que permanecerá en el enclave durante el mes de mayo.

Pingada del Mayo. Foto: Ayto

Otro evento que no puedes perderte es el de las fiestas que cada 25 de julio se celebran las fiestas en honor a Santiago Apóstol, patrón de Molinos de Duero. Durante éstas tiene lugar un Mercado Medival que cada año consigue mayor número de público.

Mercado Medieval. Foto: Casa Rural La Chimenea de Soria

Y por último y no menos importante está el Festival de Música Tradicional y Folcore en Julio , un animado y vistoso pasacalles que recorrerá el centro de la población. Los integrantes de los grupos participantes en el certamen, irán acompañados por las mujeres ataviadas con el traje tradicional que representa a Pinares, más conocido como el de  “Piñorra”.

Piñorras. Foto: Angel Leiva

Esperamos verte pronto por tierras sorianas y compartas con tus amigos este fantástico descubrimiento de pueblo.

Deja un comentario