Somaén

Nuestra primera visita a este pueblito que se encuentra a medio camino entre Zaragoza y Madrid fue toda una grata sorpresa. El enclave, los colores, el castillo, sus calles del barrio alto, nos dejaron enamorados.

Somaén

Lo mejor es dejar el coche al otro lado del cauce del río y una vez crucemos el puente dirigirnos a la derecha para ver la plaza del pueblo. Después, iremos ascendiendo por las calles en cuesta de Somaén hasta llegar a su barrio alto.

Calle del barrio alto

Manuel de la Torre, el arquitecto responsable de la restauración del castillo, compró una docena de casas ruinosas y corrales en el barrio alto y creó unas casonas de lujo con jardines colgantes de espectaculares vistas.

Vistas desde el Este del pueblo


En la parte más alta de Somaén se alzan los restos del castillo de planta irregular construido por el primer conde de Medinaceli. Sólo una de sus dos torres pentagonales permanece en pie, reconvertida en vivienda particular que actualmente forma parte de la Posada Santa Quiteria, que era donde antiguamente se cobraba el portazgo por pasar mercancías del Reino de Aragón al Reino de Castilla.

También podremos encontrar la Cueva de la Mora a casi 3 km, cerca del embalse del Río Blanco.

Deja un comentario