Numancia

Yacimiento de Numancia

Numancia no es sólo un yacimiento arqueológico, sino que es además un símbolo de resistencia y de lucha de un pueblo por su libertad. Fueron los escritores romanos quienes elevaron el comportamiento de los numantinos a gesta heroica dándole una dimensión universal.

Este proyecto os quiere presentar la historia de numancia de manera sencilla y amena, esperamos que lo disfrutéis.

La grandeza de Numancia era su pueblo

Capítulo 1. LOS INICIOS

A lo largo del siglo II a.C. Roma llevó a cabo la conquista de la Celtiberia.
La invasión se inició desde costas del Mediterráneo.
En el 179 a.C. Sempronio Graco mandó a sus legiones a reprimir un gran levantamiento celtibérico en la zona próxima al Moncayo . El resultado de esta batalla(La Mons Chaunus) fué el tratado de Graco.

TRATADO DE GRACO
Paz duradera a cambio de compromiso de los celtiberos de:
-.No edificar ciudades nuevas
-.No fortificar las existentes

Capítulo 2. SEGEDA INCUMPLE EL TRATADO DE GRACO

La ciudad de Segeda(en Zaragoza) inició la construcción de una nueva muralla. Considerando los romanos que esto violaba el acuerdo, enviaron un ejército al frente de Nobilior.
Al no tener terminada la muralla los segedenses abandonaron su ciudad y fueron a refugiarse al alto Duero, a Numancia, donde fueron recibidos como aliados y amigos.
Esta acogida puso a Numancia en el ojo de mira de Roma

Capítulo 3.NUMANCIA ATACA Y GANA EN EL DIA DEDICADO A VULCANO

Numancia encabezó la resistencia celtibérica frente a Roma a lo largo de 20 años (153 a 133 a.C). El 23 de Agosto de 153 a.C Numantinos y Segedenses dirijidos por el segedense Caros consiguieron una gran victoria ante Fulvio Nobilior matando a 6.000 romanos. Batalla verdaderamente nefasta para Roma y que supuso para Numancia la perdida de su jefe.

Capítulo 4.LOS ELEFANTES-¿AMIGOS O ENEMIGOS?

Poco después de la derrota de Nobilior, éste, regresó con refuerzos de Masinisa (rey africano de Numidia), un gran aliado de Roma.
El rey africano puso a disposición de los romanos 300 jinetes y 10 elefantes.
Los elefantes, escondidos en la retaguardia detrás de las tropas aparecieron de entre la formación causando desconcierto y miedo sobre los guerreros celtíberos (pues nunca habían visto semejantes bestias).
Aterrorizados huyeron a refujiarse a la ciudad y defender su pueblo desde la muralla consiguiendo el impacto de un proyectil en un elefante.
El elefante, enfurecido empezó a soltar bramidos y contagiar al resto de elefantes que también enfurecieron y se volvieron contra los romanos, atropellando y matando a muchos de ellos.
Los numantinos entonces aprovecharon el desconcierto para salir de su fuerte y atacar. Consiguiendo una nueva victoria.

Capítulo 5.¿HABRÁ PAZ?

En el 152 a.C Claudio Marcelo (sucesor de Nobilior) con sus buenas artes de negociador consiguió controlar la zona del Jalón.
Nertógibra (Zaragoza) al ver esta actitud conciliadora solicitó la paz pero no se llevó a cabo dado que Marcelo fué atacado cuando se dirijía a la ciudad a concretar el pacto.
Como consecuencia de ello Marcelo sitió la ciudad lo que obligó a Nertogibrenses a solicitar la rendición que Marcelo aceptó bajo la misma condicion del Tratado de Graco (todas las ciudades celtibéricas no podian contruir nuevas ciudades ni fortificaciones).
Esta situación llevó al resto de ciudades a enviar emisarios a Roma para negociar la paz.
El Senado resolvió no aceptar la paz y Marcelo recibió orden de reanudar la guerra.
Marcelo, acampado a 1km de Numancia( Posiblemente en el cerro de Castillejo),recibió la visita de el jefe numantino Litennón solicitando una nueva negociación.
Finalmente se acordó la paz a cambio de una fuerte indemnización de 600 talentos de plata y fué aprobada por el Senado, paz que duró en los pueblos de 151 a 145 a.C

Capítulo 6.UNA ROMA POCO CREIBLE

De nuevo nos encontramos en guerra en 143 a.C . por la situación socio-economica que doblega al pueblo celta. Por ello, Numancia, al igual que lo habían hecho en Lusitania (dirigidos por Viriato), se levanta en armas contra Roma.
Tras dos derrotas de las tropas romanas de Pompeyo, nuestro jefe Mergara obligó a Roma a pactar la paz.
Pompeyo evitó firmar el juramento con el pretexto de la llegada de un nuevo general para sustituirle y remitir el asunto al Senado.
Tras un largo año de paréntesis en el que los emisarios de la ciudad discutían sobre si conceder o no la paz, Roma, por segunda vez decidió faltar a su compromiso con los celtíberos y reanudó la guerra

Capítulo 7.UNA VEZ MÁS, NUMACIA SALE VICTORIOSA

Corría el año 137 a.C cuando Hostilio Mancino tras sucesivas derrotas ante Numancia decide retirarse. Una de las mayores ofensas a Roma dado que se vió sorprendido en un desfiladero en medio de su retirada al campamento de Renieblas.
Aunque disponía de más de 20.000 soldados no fueron capaces de vencer a los valientes 4.000 guerreros de Numancia.
Numancia dió una nueva oportunidad y prefirió negociar la paz en vez de deshacerse de todos, paz que Manciano aceptó.
Roma, enterada de dicha capitulación pidió explicaciones al cónsul y el Senado no dió por válido el tratado y determinó que el nuevo general Furio Filio entregara a Manciano a los numantinos. Numancia rechazó ésta entrega devolviendolo al campamento.
Los siguientes años tanto Furio Filio como sus sustitutos Campurnio Pisón y Emilio Lépido prefirieron evitar el enfrentamiento dirigiendo sus hostilidades hacia la zona de vacceos

Capítulo 8.EL CERCO DE ESCIPIÓN

El Senado Romano, harto de los problemas que ocasionaba Numancia a su ejército, decidió mandar a P. Cornelio Escipión Emiliano, general de prestigio que encabezaba el grupo belicista y había conseguido el mayor galardón por la destrucción de Cartago. Le fue concedido el título de cónsul excepcionalmente sin haber transcurrido los 10 años desde su anterior nombramiento.
En su llegada,Escipión, se encontró con un ejercito muy menguado. 20.000 hombres indisciplinados a los que tuvo que someter a duros entrenamientos para restaurar la moral, disciplina y eficacia propia de Roma.
Consiguió reunir un ejército de 50.000 o 60.000 hombres (4.000 voluntarios de Roma, los 20.000 que ya estaban y multitud de mercenarios que consiguieron con la ayuda económica de Antióco de Siria y Àtalo de Pérgamo).
Escipión eligió el asedio para rendir a Numancia en vez de batallar. Levantó 7 campamentos alrededor de la ciudad y ordenó rodearla con un foso y una valla.
Tras numerosos intentos del pueblo celtíbero por romper el cerco y 11 meses de asedio la ciudad cayó en el verano del 133 a.C.
La gran mayoría prefirió el suicidio antes que rendirse a Roma y ser vendidos como exclavos.

Capítulo 9.NUMANCIA SE QUEDA SOLA

En la primavera de 133a.C el jefe celtíbero Retogenes y 5 numantinos mas consiguieron traspasar el cerco en busca de ayuda por parte de las ciudades arévacas.
Su intento de conseguir apoyo fracasó ya que éstos temían las represalias de los romanos.
La ciudad de Lutia quiso ayudar pero fueron traicionados por la asamblea de ancianos que no querian sufrir represalias.Éstos informaron de las intenciones a Escipión, que respondió acudiendo a la ciudad para cortar las manos a todos los jovenes.
La escasez de viveres en Numancia provocó una situacion insostenible llegando a tal extremo de cocer pieles y cueros para comer e incluso comerse a sus fallecidos.
Numancia hizo un nuevo intento de conseguir una paz digna pero Escipión consciente de su gran ventaja exigió la paz sin condiciones exigiendo la entrega de armas.
El pueblo celtíbero, llegados a este punto sabían su destino: la muerte o la exclavitud. Y la mayoría eligió el suicidio antes de que Roma les asesinase sin ninguna piedad.
Eligieron cuando morir,como morir y con quien morir. Con los suyos, su familia,su pueblo.

Deja un comentario