Hayedo de Hoyada en la Senda de Neveros (Moncayo)

Hayedo de Hoyada. Foto: Ayto

Hola amigos, hoy queremos mostraros una de tantas joyas naturales que tenemos en la provincia. Recientemente se ha inaugurado una nueva senda en la sierra del Moncayo en el cercano pueblo de Aldehuela de Ágreda. Se trata de la Senda de Neveros (apta para montañeros) que junto con la senda que va hacia el hayedo de Canalejas (de tránsito más sencillo) convierten esta zona en un gran punto de interés para los amantes de la naturaleza.

Vista al Moncayo. Foto:Quevida.es

Durante muchos años quedó intransitable privando a los senderistas de esta belleza de bosque que con la llegada de la primavera se llena de vida y color ya que es un árbol de hoja caduca. Por el mismo motivo, con la llegada del otoño la paleta de colores cambia de una manera tan espectacular como en la siguiente foto.

El Hayedo de Canalejas. Foto:Ayto

Las hojas cubren el suelo con un manto rojo dando a este lugar un aire mágico propio de los cuentos de hadas y seres místicos. Te aconsejamos a ti, amante de la fotografía a que salgas del camino para jugar con los desniveles de la naturaleza y conseguir fotografías tan espectaculares como esta:

Como bien hemos dicho al principio, este hayedo se encuentra en el sendero de Neveros. El nombre de esta senda no es aleatorio pues es debido a que el camino nos llevará a una zona de antiguos neveros que vivieron un destacado auge entre los siglos XVI y XIX por el comercio de la nieve, pero hasta los inicios del siglo XVIII no se realizó una explotación sistemática y racional. Asi que no te quedes a mitad de camino y llega hasta el final porque tienes que ver estos pozos tan curiosos que no queremos desvelar en este artículo.

La Senda de Neveros. Foto:Ayto

DOS POSIBLES RUTAS CIRCULARES

Vuelta de los Hayedos: Ruta circular de alta montaña que sube a la Cumbre de Peña Negrilla (2.118 m). Posibilidad de subir al Pico San Miguel (2.316 m.)

“Vuelta a los Hayedos de Ágreda”, recorriendo el Hayedo de las Canalejas, ascendiendo por el Barranco de Castilla hasta la Cima de Peña Negrilla (2.118 m), y descendiendo de nuevo hasta el punto de inicio por el Hayedo de la Hoyada. Un total de 13 kms. con 920 metros de desnivel positivo.

Inicio y Final: Refugio del Ayto. de Ágreda (5 kms por la carretera de Aldehuela + 2 kms por pista de tierra. Aparcar tras badén de hormigón)

Distancia aprox.: 12,4 km. Duración aprox.: 5 horas

Desnivel positivo: 1.081 metros. Dificultad: Alta.

Track en wikiloc: Vuelta de los Hayedos de Moncayo de Ágreda.

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/vuelta-de-los-hayedos-de-moncayo-de-agreda-24489899

Vuelta de los Cejos: Ruta circular de media montaña.

Inicio y Final: Refugio del Ayto. de Ágreda (5 kms por la carretera de Aldehuela + 2 kms por pista de tierra. Aparcar tras badén de hormigón)

Distancia aprox.: 12,2 km. Duración aprox.: 4 horas

Desnivel positivo: 680 metros. Dificultad: Media.

Track en wikiloc: Moncayo – Hayedo de la Hoyada.

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/moncayo-hayedo-de-la-hoyada-24485311

¿Qué son los neveros?

Se trata de una estructura que servía para almacenar la nieve del invierno. Ésta era comprimida hasta convertirla en hielo. Eran los lugares donde de “fabricaba” el hielo. Debido al emplazamiento y la construcción, hacía que se mantuviera intacta hasta el verano. Llegada la época estival se utilizaba para enfriar líquidos y conservar los alimentos. «Es por tanto un precursor, gigante y natural, de nuestras actuales neveras».

El total de los pozos o neveros practicados en Los Cejos es de cuatro, diferentes en cuanto a capacidad de almacenaje de nieve, oscilando entre los nueve metros de diámetro el mayor, hasta los seis metros el menor. El lugar elegido para su construcción cumplía con las exigencias de rigor: lugar seco y frío, y no húmedo, ya que el exceso de agua en sus proximidades podría perjudicar la nieve almacenada en el pozo.

Cuando comenzaban las nieves, el encargado de los neveros contrataba cuadrillas para su recogida y su introducción al pozo. Era llevada hasta la puerta mediante capazos o haciendo bolas si es que lo permitía la pendiente. La labor más ardua comenzaba en el fondo del pozo, donde los peones allí situados pisaban y endurecían la nieve con pisones hasta convertirla en hielo, de capas de cuarenta o cincuenta centímetros, que se separaba con paja, que hacía de aislante. Anteriormente, en la base, habían colocado tablas, sarmientos o ramas con el fin de permitir con facilidad la salida del agua derretida y que la carga de hielo no tocara con ella.

Tras pasar todo el invierno, una vez cortados los pedazos de hielo con una pala cortante, se sacaban a la superficie por medio de un garfio de hierro y un torno o polea accionado a mano, y se trasladaban rápidamente, y envueltos en paja (mal conductor del calor), y de noche, a las ciudades.

Además de la conservación de alimentos, refrescar bebidas y hacer helados, se empleaba con fines terapéuticos y culinarios: se usaba contra las fiebres, para rebajar las inflamacionesen las fracturas, para cortar las hemorragias, y mezclando el agua de nieve con unas gotas de aceite para las quemaduras y sabañones.

A partir de 1870 se inició la decadencia. La industria se desmoronó con la aparición de las primeras máquinas productoras de hielo, ideadas por Tellier, inventor del frío industrial.

DE LA NATURALEZA A LA CIVILIZACIÓN: AGREDA

Ya que vienes a la zona fascinado por las maravillas que guarda el Moncayo te recomendamos visitar la villa de Ágreda, la cual ha tenido una gran importancia histórica, gracias a su enclave privilegiado en la depresión del Ebro y a los pies del Moncayo. De esta manera, el paso de múltiples civilizaciones ha dejado una preciosa huella en este bello pueblo de Soria conociéndolo con el nombre de la “Villa de las tres Culturas”: árabe, judía y cristiana.

Ágreda. Foto:Ayto

Gracias a un amplio catálogo patrimonial y a su excelente conservación, el pueblo de Ágreda está declarado Conjunto Histórico-Artístico. No dejes de visitar la Basílica de Nuestra Señora de los Milagros, la Iglesia de San Miguel, de estilo gótico, el Palacio de los Castejones, los bancales árabes, el arco califal…

Arco Califal
Palacio de los Castejones
Iglesia de San Miguel
Bancales árabes. Foto:Javier Prieto

Esperamos que disfrutes de la visita, en Soria siempre eres bien recibido.

Un saludo, nos vemos en tierras sorianas.

Deja un comentario